Elvira Cristi
Inicio
Contacto
Libro de visitantes
De "Negrita" a "Chica Mala"
Porky Te Amo
Fotos de Elvira
Solo Mujer
"Todavía Me Cuesta Creerme La Mina Rica"
Encuesta
 

"Todavía Me Cuesta Creerme La Mina Rica"

Elvira Cristi “Todavía me cuesta creerme la mina rica”

En marzo de este año, Elvira Cristi explotó. Había terminado su relación de nueve años con el vocalista de Fiskales Ad-Hok, Álvaro España, llevaba más de doce meses sin pega fija y tenía una extraña sensación de inseguridad sobre sus capacidades. “Dije voy a probar lo que la vida me dé, pero en otro lado . No quería estar más acá”, cuenta. Tenía la decisión tomada de irse a Italia en pocas semanas, aunque fuera a garzonear. Pero, tal como ha sido la tónica en su ocupadísima existencia, justo algo pasó: la llamaron de Canal 13 para que hiciera un papel en la teleserie “Lola”. Y esa oportunidad no la dejó escapar.

Siete meses después, la actriz sonríe y abre sus profundos ojos verdes con aires de gata para decir con satisfacción que está en un “gran momento”. Su rol de Vicky, una antagonista con estilo en el culebrón de la estación católica, ha cosechado loas y ha generado una extraña reacción en el público. “Pasa algo súper loco, porque si bien mi personaje es una chica mala, igual tiene su encanto. Es una mina que siempre sonríe, que hace sus maldades a través del encanto y eso a la gente como que le cae bien”, dice feliz en la terraza de un café del barrio Bellavista.

La de “Lola” es sin duda la participación más expuesta de la atractiva Elvira, quien irrumpiera en las miniseries juveniles de Mega, como “Don Floro”, “Xfea2”, “Escool”, “Mitú” y “Porky te amo”. Pero aquello es apenas un reducido capítulo de su larga y menos conocida historia llena de actividades ligadas a la música, la tele y la publicidad, camino que inició casualmente a los trece años, cuando iba por la calle y una señora le preguntó si le gustaría hacer comerciales.


“Ahí hice unas fotos para una marca de zapatos que se llamaban Kickers. La paleta estaba en el Paseo Ahumada y todo, pero me pagaron súper poco”, recuerda con humor. Después, a los 16, vendría el famoso spot de Negrita, en el que la maquillaron morena y le hicieron trencitas en el pelo. “Se demoraron doce horas en hacérmelas. Fueron 250 trenzas, porque tengo mucho pelo”, rememora. Luego fue “Miss Rostro” en el concurso “Miss 17”, estudió teatro, hizo un cortometraje (“El abrazo”, por el cual ganó el premio a mejor actriz en el Festival de Cine de Valdivia en 1998) y conoció a Álvaro España, con quien cantó en el grupo de rock 80 Perros. Se fue a hacer comerciales a México por dos años y regresó para anclar en Mega. Después de eso, se quedó por primera vez por un largo rato sin pega.

“La vida de cesante es complicada. Sobre todo siendo actriz. Te baja la autoestima, sentís que eres pésima actriz. Pasé por una crisis más o menos complicada. Tenía unos ahorros y decidí estudiar doblaje. Aproveché de arrendarme un departamentito, porque ya me había separado de mi pareja. Fue un período súper complicado este año y medio que pasó. Bien traumático. Ahora lo veo y es muy bonito, porque siento que morí y renací”, relata Elvira, que además ahora está haciendo doblajes para el reality australiano “The block”.


-¿Cómo fue que entraste a “Lola”?
-Cuando terminé “Porky te amo”, (el director) Herval Abreu me llamó para trabajar con él en “Charly tango”, pero no encontraba un personaje para darme. Entonces quedó la puerta abierta para otro proyecto. Dejé que el tiempo pasara y me llamó para participar en “Lola” (…) Estaba súper nerviosa, porque un año y medio sin trabajar en televisión es un training que se pierde. Además, yo igual soy tímida… Pero estoy súper agradecida. Sobre todo porque es un personaje que tiene que sacar su lado sensual, coqueto para conseguir lo que quiere. Y yo soy todo lo contrario a eso. Jamás he abordado a un hombre, nunca he sacado provecho de tener un rostro agraciado o los ojos verdes para conseguir algo. No funciono en la vida como funciona mi personaje. Mira cómo ando vestida y ando en bici. Y el personaje es ultra producido, ultra mina. Herval siempre me decía “tienes que sacar tu lado bello, tu sensualidad para este personaje”. Y me costaba creerme el cuento, me cuesta creerme la mina rica todavía. Así que no me podía haber tocado mejor personaje que éste.

-Y no podías haber tenido más suerte tampoco. Estuviste a punto de entrar a “Charly tango”, que fue un fiasco, y caíste en “Lola” que es un éxito. Y eso que Herval ya salió de la teleserie…
-Sí, yo a Herval le estoy súper agradecida. Yo siempre le daba las gracias por darme la oportunidad y él me decía “tú te lo ganaste”. Me cuesta decirlo, me da vergüenza. Es duro cuando después él se va. Pero creo que las cosas son por algo. Y dejó un equipo súper bien armado (…) Igual es un golpe duro. Es como quedarse huérfano. Tuve esa sensación al principio, pero llegó gente muy buena onda. Ítalo Galleani (actual director) es un tipo muy claro.

-¿Qué piensa tu familia?
-Mi mamá es la más contenta por verme tan señorita, jajajá. Me dice “por fin andas con tacos”. Mi mamá feliz de que ande bien, maquilladita. Como trabajo desde chica, se lo toman bien. Puede haber chicas que están empezando a trabajar en televisión y que se pueden deslumbrar demasiado o que se le suban los humos. Para mí esta es una pega que he hecho hace harto tiempo. No lo de actriz, sino lo de trabajar con las cámaras. He hecho más de 300 comerciales. Si los digo, la gente no se va a acordar. Aparte del de Negrita hice Pepsodent, Pamela Grant, Redcompra, Falabella, Almacenes París, he hecho para Kent del Líbano o Dentyne en Canadá. Un montón para Pepsi, GMO en España, Bata, Carrefour, Alto Las Condes…

-¡Ufff! Y también fuiste bailarina, ¿cierto?
-Sí, Julio Zúñiga me agarró y trabajé en “Sal y pimienta”, en “Contigo en verano”, “Motín a bordo”… Estuve con Andrea Molina arriba de ese barco y bailando en una obertura del Festival de Viña… Creo que he tenido una vida súper entretenida. Con mi ex pareja me fui de gira a Europa en casas okupas. De verdad me siento súper afortunada. He hecho de todo. Desde mi banda de rock hasta el teatro.

-¿Qué cantabas con tu banda?
-Se llamaba 80 Perros y fue una humorada que hicimos con el Alvarito, el bajista de Familea Miranda, el baterista, guitarrista y vocalista de Fiskales Ad-hok y yo. Cuando los Fiskales se separaron decidimos armar una banda de covers. Hacíamos The Cure, Ramones, Clash, Devo, The Smiths, Blondie, Dead Kennedys y todo era cantado en español. Hicimos un disco que lo grabó Jorge González en su estudio del Cajón del Maipo y él también tuvo una intervención en un tema de los Clash. Cuando salga el disco, yo creo que va a ser una joyita del rock under… Pero una de las participaciones más importantes que hice fue en el tema “Chica eléctrica” de La Pozze Latina.

-¿Cantaste ahí?
-Sí, poh. Un día estaba con una amiga que tenía que hacer unos quejidos para el tema y ella decía “no, me da vergüenza” y yo al final dije que bueno. Estaba muerta de vergüenza, pero después me relajé, cerré los ojos y quedó tremendo tema. Todos los quejidos y voces femeninas son mías.

-¿A qué figuras de la tele conociste en tu época de bailarina? ¿A Antonio Vodanovic?
-Sí y a Felipe Camiroaga. Desde esa época nos hicimos muy amigos y hasta el día de hoy es un súper buen amigo, me ha ayudado ene en períodos súper aproblemados de mi vida. Y se lo agradezco, porque es un gran tipo. Y amigos-amigos, nada de cosas raras. Con la Andrea Molina, cuando trabajé en el Mega, me la topaba siempre y fue re buena onda. Además que ella tenía una agencia de modelos, Superstudio, donde yo partí. Y cuando llegamos a “Motín a bordo” ella ya me conocía. También estaba la Marlen (Olivari) y Yasmín Valdés.

-Me queda una duda. ¿Cómo has hecho para dividirte entre tanta actividad?
-Soy súper organizada. En este proceso de sanación, me levantaba a las 6 de la mañana. A las 7 estaba haciendo yoga con mi maestro, después iba a castings, a trabajar, a un parque a almorzar. Me encanta la vida natural. Yo trabajo para tener una casita en la playa, un invernadero… Con mis perros, mis gatos, una vida natural y con el hombre que me ame y yo ame, llegar a viejitos con él regando mis plantas.

-¿Eso quiere decir que podrías dejar las teleseries?
-No, me encantaría seguir haciendo teleseries. Lo que pasa es que antes dejé botada mi profesión por hacer comerciales. Pero no me arrepiento de nada de lo que he hecho. Me falta mucho por aprender en otros sentidos, pero me siento súper completa. Quiero escribir, dirigir, quiero seguir estudiando… Hay que nutrirse de cosas, porque el gran problema es que la gente tiene poco tiempo para sí misma.



 
Fotolog Oficial :
http://www.fotolog.com/elvira__cristi
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=